Miedo a los ruidos

Algunos perros desarrollan miedo a los ruidos.
Puede ser a solo una clase de ruido (truenos, petardos, etc.), a varios ruidos o a todos los ruidos fuertes en general.

Generalmente el perro que siente miedo suele desarrollar dos clases de comportamiento distintos: Esconderse o Salir huyendo.

El perro que sale huyendo es el que corre peligro,  ya que su miedo hace que no oiga nada, no vea nada y corra peligro de ser atropellado o de perderse.

Si tu perro tiene miedo a algún ruido en particular, debes ser consciente que si no haces nada para solucionarlo, no se le va a pasar con el tiempo al contrario, normalmente el problema se agrava.

¿A qué se debe que algunos perros desarrollan miedo a los ruidos fuertes?
Las causas pueden ser varias. Algunas pueden evitarse y otras no.
Por ejemplo el miedo a los ruidos fuertes puede venir de una socialización deficiente , es decir si de cachorro el perro nunca ha sido expuesto a ruidos fuertes es más probable que les tenga miedo de adulto.
Puede ser debido a una experiencia traumática , por ejemplo un perro que haya sido golpeado por una moto puede desarrollar un miedo irracional al ruido de las motos o por ejemplo si un cachorro se ha perdido en un evento o le han pisoteado, etc. puede que de adulto no se acuerde de la experiencia, pero en cuanto oiga un ruido fuerte relacionado con el evento entre en panico.

Algunos perros además tienen propensión genética a desarrollar miedo a los ruidos. Son perros hipersensibles al ruido (se sobresaltan fácilmente ante cualquier sonido fuerte) o perros que ya huelen una tormenta a kilómetros de distancia aun cuando luce el sol. Eso no quiere decir que estos perros desarrollarán matemáticamente miedo a los ruidos sino que tienen más propensión a hacerlo.

En algunos casos, el miedo del perro a un ruido (pe. trueno, petardo, etc.) ha sido desencadenado inadvertidamente por su dueño.
Es normal que un perro que nunca haya oído un trueno se sobresalte y hasta puede que reaccione con miedo. Si en ese momento el dueño sigue comportándose normalmente y le demuestra que no pasa nada, lo normal es que el perro acabe calmándose y se vaya acostumbrando al ruido extraño. Por lo contrario si el dueño lo acaricia, lo besa, lo apretuja, le dice cosa como: ¡Pobrecito! En los ojos del perro, lo que el dueño está haciendo es premiando al perro por tener miedo. Este verá su comportamiento reforzado.
El resultado es: el perro percibe que su dueño también piensa que esta es una situación para asustarse, y además cuanto más tiembla, más lo miman. Estaremos condicionando la respuesta de miedo en su subconsciente.

¿Cómo reaccionar cuando nuestro perro se asusta por un ruido fuerte?
Como acabamos de explicar lo primero que debemos hacer es no intentar calmar a nuestro perro acariciándolo ya que a la larga, lo que conseguimos es que esta conducta se agrave, reforzando inadvertidamente los signos de ansiedad con caricias y abrazos. Debemos mostramos tranquilos y relajados para demostrarle que no pasa nada. Lo que si podremos hacer es acariciarlo cuando deje de mostrar miedo y se haya tranquilizado. Premiándole por ser valiente y comportarse normalmente.Si el perro al asustarse se esconde debajo de una silla, sofá, etc. Nunca hay que forzarle a salir de su refugio. El refugio escogido hará que se sienta más tranquilo y lo ayudará a controlar su miedo. Si intentamos sacarlo de él, el perro percibirá que lo estamos despojando de su única protección, su miedo se convertirá en pánico y se agravará la situación. Si seguimos comportándonos de manera normal sin prestar atención al miedo del perro, no deberemos extrañarnos si al cabo de un rato este se convenza que no pasa nada, ya que tú que eres su líder estas tan tranquilo, y salga de su refugio.

¿Qué hacer en caso que la fobia ya esté establecida?
Ante un caso de fobia, es decir un miedo extremo, desproporcionado e irracional a alguna cosa en concreto, debemos acudir al veterinario o un experto en comportamiento.
Este después de evaluar el estado del perro y el grado de su miedo  le pondrá un tratamiento.
Todos los tratamientos para los problemas de fobias suelen incluir una serie de pasos: la habituación, la desensibilización y/o el contracondicionamiento.
Además el veterinario evaluará si el perro necesita medicación durante el tratamiento o no. No mediques  por tu cuenta a tu perro, no lo drogues.
El veterinario es el experto que sabrá si tu perro necesita alguna medicina, que clase puede tomar y en qué cantidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s