Tu manera de ser y conducta influye en tu perro.

La clase de dueño que tú seas y la clase de relaciones que sostengas con tu cachorro, son los factores ambientales más importantes que determinarán la clase de perro que llegará a ser. Todo influye.

Aunque la variable genética influye en el comportamiento de los perros, desde nuestro punto de vista no es la más influyente para saber cómo será tu perro, es mucho más determinante tu forma de ser y que ambiente vivirá

Por esto a la hora de elegir un cachorro debes tener en cuenta:

1. El pertenecer a una determinada raza canina sólo puede dar una expectativa en términos de probabilidades pero no constituye ninguna garantía.

Cada perro es diferente a otro.

2. El tipo de crianza que recibió el cachorro hasta el momento en que lo adquieres.

3. El tipo de vínculo que  establezcas entre la familia y el perro, así como la estimulación y educación que el perro reciba.

La elección del cachorro adecuado para tus gustos y necesidades del grupo familiar es sólo un primer y pequeño paso para lograr una convivencia en armonía.

Las condiciones indispensables son la correcta estimulación del cachorro desde su nacimiento y la educación del mismo desde su ingreso al nuevo hogar.

Todas las razas caninas que existen hoy en día se originaron a partir de un mismo antecesor salvaje: el lobo.
Sin embargo, resulta más que evidente que todas las razas de perro presentan grandes diferencias con respecto a su antecesor salvaje.
Esas diferencias, que se encuentran tanto en el aspecto morfológico como también en el fisiológico y en el comportamiento, son consecuencia de un proceso evolutivo, en el cual los humanos hemos desempeñado un rol importantisimo.

Como consecuencia, se han creado infinidad de mitos acerca de tal o cual raza de perro, a favor o en contra.

Estos mitos suelen llevar a los potenciales propietarios de un perro a un nivel de confusión tal que tomar la decisión acerca de la elección de la raza se convierta en un problema sin solución.

A la hora de elegir un perro que se adapte no sólo a tus gustos sino también a tus necesidades hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Los perros no son máquinas.
  • La manera de ser del perro tiene un componente genético pero no es la expresión de un programa predeterminado.
  • No existen razas buenas ni razas malas.
  • Sí existen razas de perro que, en teoría, pueden ser más recomendables que otras para un entorno determinado.
  • La influencia ambiental es mucho mayor que la influencia genética en la expresión de su conducta.

Antes de adquirir un perro es importante que tengas en cuenta una última cosa, si bien el comportamiento de un perro al llegar a adulto depende de dos factores:

  • el genético
  • el ambiental

La variable genética no constituye, un programa rígido, sólo aporta una pequeña parte comparada con la que aporta la variable ambiental en la expresión final del comportamiento.

 
Pata de Perro | Dog Walking

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s